IX Grande Mostra de Vinhos de Portugal




El Algarve se ha propuesto convertirse un destino enoturístico y lo está consiguiendo. Aunque siga siendo una de las regiones portuguesas que menos vinos produce, sus bodegas, muchas de ellas con pocos años en funcionamiento, están elaborando excelentes vinos. Al esfuerzo y buen trabajo de los bodegueros hay que sumar las nuevas ofertas turísticas ligadas al sector vinícola y los eventos, cada día más, de promoción de los vinos algarvios y portugueses. Uno de esos  eventos llega del 5 al 8 de mayo al Espacio Multiusos de Albufeira: la IX Grande Mostra de Vinos de Portugal, que organiza la Confraria do Bacchus de Albufeira.




Iba empezar este texto con la afirmación de que los vinos de Portugal están de moda, pero he cambiado de opinión. La moda es algo pasajero, una tendencia que sólo está en boga un periodo de tiempo, pero que luego decae, y no es eso lo que precisamente está ocurriendo en el país ibérico con la reputación de sus vinos. Creo que es más certero y riguroso comenzar diciendo que los vinos de Portugal cada día son mejores, de mayor calidad y también más variados; una aseveración que no sólo se sustenta en mi propia experiencia, sino en unas cifras de exportación que crecen cada año y en los premios, menciones, listas y ranking que elaboran los gurús del mundo entero. Por hacernos una idea, en 2014 los vinos portugueses obtuvieron 3.535 premios en los concursos internacionales, realmente fue uno de sus mejores años.


Cada día descubrimos un nuevo vino portugués que nos sorprende, ya sea blanco, tinto, verde, rosado o espumante, y cada día son más frecuentes las noticias que leemos sobre los éxitos de los vinos portugueses y su buena consideración. Sin embargo, y paradójicamente, perdura un profundo desconocimiento y consideración de los vinos de nuestros vecinos, y si los chinos siguen pensando que el oporto es un vino inglés, los españoles nos mantenemos en la creencia de que el vino verde tiene ese color, ignorando que este vino, el único del mundo que se produce en Portugal, debe su denominación a los verdes paisajes donde se producen en el Minho y el Douro y puede presentarse tanto en blanco como en tinto y rosado. 


Pero aparte del oporto, del prestigioso vino de Madeira o del afamado vino verde, la producción de vinos en este país es muy diversa, tanto que muchos llegan a preguntarse cómo puede un país tan pequeño llegar a ofrecer tan amplia gama de vinos y convertirse el en duodécimo productor mundial, el noveno país en comercialización internacional y el primero en consumo por habitante, 54 litros por persona y año, según la Organización Internacional del Vino (OIV). 


La prestigiosa lista de la revista Wine Spectator, los 'oscars de mundo del vino', que en 2014 seleccionó como mejor vino del mundo al portugués Vintage da Dows 2011, ha destacado en su último top 100 de los mejores vinos del mundo de 2016 a un total de 4 vinos portugueses, entre ellos está el más barato de todo el listado, Quinta do Cabriz 2014, un tinto del Dão a 3,4 euros, en el puesto 46. Los otros tres provienen del Douro: Evel 2014, CARM Reserva tinto 2012 y Lemos&Van Zeller, Quinta Vale D.Maria 2013


No sólo los americanos son uno de los mayores admiradores e importadores del vino luso, los segundos tras Angola, sino también Japón, que acaba de premiar a uno vino portugués el Esporão Reserva Branco 2015, con la medalla 'Doble Oro' en Sakura Awards, el mayor concurso internacional de vinos de Japón, por ser el que mejor se relaciona con la comida japonesa. 



Calidad, personalidad, buena terminación, clase, y también precio son las claves del éxito reciente de unos vinos que empieza a cotizar alto en el mundo. Un estilo propio que alcanzan a través de una gran variedad de castas autóctonas hasta 250, seis veces más que en España. Un caso único en el mundo que hace que los vinos portugueses tengan una particularidad muy especial, gracias a variedades nativas como el alvariño, arinto, loureiro, encruzado o maria gomes en las cepas blancas y touriga nacional, trincadeira, castelao francés,  castellan, tinta roriz o baga en las cepas tintas, entre otras.


El Algarve, con un desarrollo vinícola incipiente en relación a otras zonas consolidadas como el Dão, el Douro, Barriadas, Alentejo o Setubal, empieza también a alcanzar una reputación con sus vinos. La región cuenta con 30 productores y una producción de un millón de botellas anuales. De ellos, el reciente X Concurso de Vinhos del Algarve atribuyó 27 medallas, seis más que el pasado año, a 85 vinos presentados de 23 productores, entre tintos, blancos y rosados. El mejor vino del Algarve, con la Grande Medalha de Ouro, recayó en Quinta do Barradas Reserva Tinto 2014 de Silves.  Y se hicieron con Medalla de Oro:  Al–Ria Reserva Tinto 2015 de Casa Santos Lima de Tavira; Dialog Tinto 2012 de Quinta dos Vales de Lagoa; Foral de Portimão Reserva Tinto 2014; Herdade dos Seromenhos Reserva Tinto 2015 de Lagos; y Quinta do Barradas Selecção Tinto 2015.



La Grande Mostra de Vinhos de Portugal, que permanecerá en el Espacio Multiusos de Albuferia, del 5 al 8 de mayo con entrada gratuita, es una excelente ocasión de probar y disfrutar de una enorme muestra de vinos portugueses, con la presencia de 80 productores de las diferentes regiones, entre ellos con fuerte presencia los vinos algarvios, a los que acompañarán licores, otros productos gourmet de la regió y diferentes manifestaciones culturales. 



La cita servirá también para el reconocimiento de los mejores vinos participantes. El horario es de 15.00 a 20.00 horas los días 5 y 8 de mayo y de 15.00 a 21.00 horas los días 6 y 7 de mayo. El precio de la copa para las pruebas de vinos gratuitas es de 3 euros. 



Te puede interesar también en nuestro blog la entrada GRANDE MUESTRA DE VINOS DE PORTUGAL

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario! Obrigado!