Comida sin fronteras en restaurante Mèm







Mientras unos se empeñan en levantar muros, otros, afortunadamente, se afanan en derribarlos y en acercar fronteras, culturas y países. Este noble cometido va a unir el próximo 23 de febrero en Loulé a dos cocineros ibéricos, un encuentro entre dos chefs jóvenes con un concepto revolucionario de la cocina, que promete sabores inéditos y sorprendentes. La cita será a las 20.30 horas en el Restaurante Mèm de Loulé y la propuesta son 8 platos con maridaje de vinos a un precio de 35 euros.



El día en que se encontraron el español Juan López y el portugués Samuel Rosa se dieron cuenta que tenían dos cosas en común: una forma similar de entender la cocina y la pasión de cada uno de ellos por el país vecino, uno hacia Portugal y el otro hacia España. Así que fue fácil que de aquel encuentro saliera el compromiso de hacer algo juntos, algo que uniera aún más Al-Andalus y Al-Gharb a través de sus manos.


La idea se materializó en la elaboración de un menú degustación conjunto, un mano a mano, donde las recetas lusas se integraran con las hispanas. La primera cita fue en Huelva, recién nombrada Capital Española de la Gastronomía, en el restaurante Puro Chup Chup, y la segunda, con nuevas recetas, se vivirá en Loulé, que estos días ejerce como capital del carnaval, en el restaurante Mèm.


López y Rosa son dos ‘personajes’ de los fogones, dos chefs transgresores, al estilo de los estrellas David Muñoz o de Henrique Sà Pessoa. De esos que llevan la cocina todo el día en la cabeza; de esos que se afanan en proyectar sus experiencias vitales en recetas propias; de esos que, para bien o para mal, no dejan indiferentes a los comensales.


Los cocineros han convertido sus cocinas en un laboratorio permanente, donde intentan casar los productos más novedosos o lejanos con los más cercanos y populares. Sus cocinas podrían llevar el slogan de ' Aquí se inventa'.


Las jornadas gastronómicas en los dos lados de la frontera ha sido patrocinada por 'Caviar Blanc', el caviar de caracol portugués que se cría en Olhão y se posiciona en el mundo gourmet.  


El caviar blanco, con sabor a seta o champiñón, lo descubrió el joven Altair Joaquim en un viejo cuaderno de su padre. Desde aquel día se afanó por montar su propia granja, criar a cuerpo de reyes sus caracoles y obtener este particular caviar que se ha incluido en los platos del menú. 


Los platos de Juan y Samuel (yogur capuccino de setas, eclaire de cuello de cordero y yogur, falsa cataplana, nido de pollo y mango...) son como ellos: originales, irreverentes, incansables, divertidos…En Loulé nos espera una comida sin fronteras y sin límites. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario! Obrigado!