Doce cosas molonas esta Semana Santa en el Algarve



Llegan las vacaciones de Semana Santa y nos entra ese ansia por exprimir ese corto periodo de respiro en la rutina, por aprovechar al máximo el tiempo de diversión, por vivir experiencias nuevas que nos hagan volver a la cotidianidad con otro talante. Si has elegido el Algarve para estos días de Pascua, tienes muchas probabilidades de que se cumplan tus deseos; te esperan unos días con muchas sensaciones. Nosotros te damos doce sugerencias para estas vacaciones, dos más que el pasado año, con la advertencia que quien las prueba, repite.



Desde los años 90 nuestro destino de las vacaciones de Semana Santa ha sido el Algarve. Primero fueron aquellos maravillosos años en el hotel Tivoli Almansor en Carvoeiro, con su gran balcón frente al océano y las cenas copiosas en el restaurante chefe António, que nos hacía volver andando al hotel. Luego cambiamos destino hacia el hotel Pestana Viking en Porches y descubrimos aquella gruta secreta al fondo de la cala de la playa de Nossa Senhora da Rocha, desde la que entrábamos a playa Nova. ¿Quién dijo que no quedan playas escondidas?


Con toda la familia viajamos a la Mexilhoiera de Corregação, desde el tan añorado hotel Boca do Rio, cruzábamos a comer a la ribera de la sardinha a Portimão. La noche era para comer y jugar en la particular tómbola del restaurante canadiense Village Inn o bien visitar a nuestro amigo O Charneco en su taberna de Estômbar.




Después fijamos nuestro destino en la villa marinera de Alvor, en el hotel Pestana, en aquellas calas de agua transparente de Tres Irmãos, resguardados del viento primaveral, iniciamos aquel año la temporada de baños y lo festejamos con un delicioso arroz en el restaurante O Caniço.


Estrenamos en otra ocasión el hotel Vale das Oliveiras, un precioso resort entre Lagoa Carvoeiro, en sus jardines el tio Valeriano les escondía a los niños los huevos de Pascua. Y luego acabamos en Albufeira, año tras año repetíamos en Alto da Colina o en Alfagar II, ya no había manera de cambiar el destino, los niños querían aquel hotel con parque acuático, los partidos internacionales en su campo de fútbol y la cercanía de un campo de tirolina.


¿Por qué nos gusta repetir las vacaciones en el Algarve cada Semana Santa? Porque aquí siempre hay cosas molonas para ver y hacer, como diría mi hijo. Si quieres probarlo por ti mismo, te damos algunos consejos.

1.-ATRAVESAR LA FRONTERA EN TIROLINA 


Habrá algo más original que cruzar una frontera y a la vez un río a través de una gigante tirolina. La ocasión la tienes en Sanlúcar de Guadiana (España), donde puedes atravesar el río desde el cielo y acabar aterrizando en el pueblo portugués
 de Alcoutim. Una travesía cargada de adrenalina, que recorre 720 metros a 80 kms por hora. La empresa es Límite ZeroPincha aquí para conocer las condiciones.


2.-UNA RUTA POR LAS CALAS


Si hay algo realmente emblemático del Algarve son sus calas, rinconcitos de la costa donde puedes resguardarte del viento, hacer snorkel, bañarte, dormir. Todas tienen un carisma especial, su propia particularidad que las hace maravillosas. Te damos una lista de las calas desde Albufeira hasta Lagossin olvidarnos de las más surferas de Sagres y Aljezur.


-Uno de nuestros paseos favoritos es el que discurre desde la playa de María Luisa hasta Olhos de Água y Barranco das Belarucas, donde ya conectas con la preciosa playa de Falesia. La estampa de las calas debajo de las falesias de color rojizo es espectacular.



-Justo al otro lado de Albufeira, pasando el puerto deportivo, tienes otro bonito itinerario de calas, empezando en São Rafael y pasando por la de Coelha, Castelo, Evaristo, Manuel Lorenço y Galé.



-En Porches, pasando Armação de Pêra, dirígete a Praia de Nossa Senhora da Rocha, que, a través de un túnel en un acantilado, conecta con Praia Nova. Entre ambas, encima de una montaña, tienes la ermita de Nossa Senhora da Rocha con unas vistas impresionantes.


-Las calas de Lagoa son simplemente maravillosas. Abandeira, Marinha, Benagil, Carvalho, Centeanes y Carvoeiro son playas de postales escondidas entre los acantilados y con aguas cristalinas. Las puedes recorrer a pie desde Marinha con un sendero, el de los Sete Vales, de 5 kms que finaliza en Centeanes, pero que puedes continuar hasta la particular cala de Algar Seco, con su 'ventana al mar' y sus chiringuitos entre las piedras. Pocos metros después encuentras las playa de Carvoeiro.


-Antes de llegar a Ferragudo y cruzar el río Arade dirección a Portimão entra en la Praia dos Caneiros, un selecto refugio con un magnífico restaurante, Rei das Praias. Al otro lado de las montañas están las calas de Pintadinho y Molhe, que contrastan con el gran arenal vecino de Praia Grande en Ferragudo.


-En Portimão nos encanta hacer el sendero que parte desde la Praia de Três Castelos, al final de la playa de Rocha. El trayecto se dirige hacia a Alvor y recorre las calas de Careanos, Alemão, Vau y Três Irmãos.


-Y en Lagos, los paisajes costeros más espectaculares están en Dona Ana y Camilo, con sus largas escaleras, junto a uno de los parajes costeros más significativos del Algarve: Ponta da Piedade.


-No dejes atrás en tu viaje una excursión a Sagres, el final de la península por el sur, y, si eres aficionado al surf, recorre las playas salvajes de la Costa Vicentina, hasta el pintoresco pueblo de Aljezur. Apunta una visita a las playas de Amado y de Bordeira.


-Si el tiempo te lo permite, te sugiero un viaje en barco por las calas. Hay muchas empresas y muchos puntos de embarque para hacerlo, en la marina de Vilamoura, el puerto de Albufeira o el puerto de Portimão, bien junto al museo o la marina. Los precios oscilan entre los 15 a 30 euros, según duración, trayecto, bebidas o almuerzo. 


3.-VIAJAR A LAS ISLAS DE LA RÍA FORMOSA 

Geográficamente la costa del Algarve presenta dos estampas muy diferentes. Si el barlovento está lleno de calas pequeñas, recónditas y bellas; el sotavento presenta grandes playas de arena blanca a otro lado de la Ría Formosa. Son las islas del Algarve, paraísos al estilo caribeño, a los que tienes que llegar en barco o en un pintoresco tren si lo haces en la playa de Barril en Santa Luzia.


Los embarcaderos están en Quatro Aguas (Tavira), Santa Luzia, Fuseta, Olhão y el puerto de Faro. ¡No dejes de conocer Cabanas, la isla de Tavira, Terra Estreita, Barril, Fuseta, Armona, Culatra, Farol y la isla Desierta, a la que puedes llegar en un barco desde Faro!



4.-TAMBIÉN HAY PROCESIONES

En Portugal también hay procesiones, así que apunta en la agenda alguna de ellas. Las más llamativas están en Tavira, pero también tienes en Pêra la representación de la Pasión de Cristo, desfiles procesionales en Portimão y São Brás de Alportel y los paneles de la Misericordia en Albufeira. Consulta nuestra agenda semanal para estar al tanto.



5.-LAS VACACIONES MÁS DULCES

No hay lugar más goloso que el Algarve durante la Pascua. El folar es el dulce típico de estas fiestas y durante dos semanas se celebran numerosos eventos, donde las ciudades parecen 'rivalizar' con sus recetas típicas en diferentes muestras, ferias y pruebas. ¡No te olvides tampoco de la Feria de los Dulces de la Abuela! en Alcoutim (14 y 15 de abril en de 14 a 19.00 horas). Si no sólo te gusta probar, sino también cocinar, Loulé Criativo te brinda la oportunidad de aprender a confeccionar el folar de tacho, el folar en horno de leña o delicias de frutos secos para la Páscua. Pincha aquí para buscar los eventos más ricos y dulces en nuestra agenda.



6. -ALGARVE GOURMET

El turismo foodie está de moda; la gastronomía se ha convertido en unos de los principales atractivos de cualquier destino y también de esta región. El sur de Portugal no sólo esconde varias estrellas Michelín, sino que además puede presumir de tener magníficos asadores donde comer el pescado más fresco y excelentes cocinas tradicionales a fuego lento, por eso se ha convertido en un destino slow food. No dejes de probar su plato más emblemático: la cataplana. Además, durante la Semana Santa los sabores de la sierra algarvia protagonizan la mesa con varias citas gastronómicas: la Quincena de los Sabores do Caldeirão en São Brás de Alportel (del 6 al 18 de abril) Portimão à mesa (del 3 al 9 de abril dedicado al carapaus, nuestros jureles) y el Festival de Gastronomía Serrana en Tavira (del 31 de marzo al 23 de abril).



7.-PASCUA FLORIDA Y FESTIVA

Dos de las fiestas más tradicionales de todo el Algarve se celebran el Domingo de Resurrección. La bonita localidad de São Brás de Alportel, entre la costa y la sierra, vive ese día la FESTA DAS TOCHAS FLORIDAS, llenando todo el pueblo de alfombras y adornos de flores. Y, no muy lejos, en Loulé se vive la primera romería o procesión de su patrona, la MÃE SOBERANA, una de las mayores devociones de todo el país.



8.-UNA CIUDAD DE ARENA

¿Sabías que en el Algarve se esconde la mayor exposición de esculturas de arenas del planeta? Se trata de FIESA. La muestra está en la localidad de Pêra, en un espacio con 15.000 metros cuadrados, donde se han elevando gigantes y asombrosas construcciones. Se puede visitar de 10.00 a 20.00 horas y el precio de la entrada es 9 euros adultos y 4,5 euros para los niños entre 5 y 12 años. Pincha aquí para acceder a más información.



9.-NADAR CON DELFINES

Unos de los lugares más divertidos de todo el Algarve, para grandes y pequeños, es Zoomarine. Un parque de atracciones, donde puedes nadar con delfines, asistir a diversos espectáculos con animales o divertirte en sus atracciones. Esta es una de las muchas propuestas que tiene el Algarve para el turismo familiar, pero si quieres conocer algunas más, pincha aquí.



10.-COMPRAS, Y MÁS COMPRAS

Y ¿quien se va del Algarve sin comprar nada? Eso es imposible por muchas razones. La primera, porque tiene unos mercados espectaculares, entre ellos el de Olhão y Loulé, que son especialmente emblemáticos. La segunda, porque en los mercadillos callejeros encuentras verdaderas joyas de artesanía, antigüedades, segunda mano...La tercera, porque dispones de numerosos centros comerciales, entre ellos el recién estrenado Ikea, que no cierran ningún día. Y, la cuarta, porque hay tiendas realmente especiales.



11.-365 ALGARVE: MÚSICA, TEATRO, ESPECTÁCULOS...

365 ALGARVE es el nombre del programa cultural que anima y hace todavía más interesante el Algarve de octubre a mayo. Una oferta muy variopinta e interesante de la que también puedes disfrutar esta Semana Santa. Entre las propuestas hay dos realmente especiales: 'FOGO' una iniciativa cultural y turística de tres días (8 al 10 de abril) para conocer el patrimonio natural, artesanal y gastronómico más desconocido del sotavento algarvio, y RASTiLHO, (14 y 16 de abril) un espectáculo itinerante para descubrir los paisajes de Aljezur, suponemos que de una manera tan sorprendente como fue el recorrido por las Catedrales del Madroño. 



12.-FIN DE FIESTA, PUESTA DE SOL EN EL CABO DE SAN VICENTE

Los símbolos de la Pascua son la luz, el agua y la vida. Y los tres se congregan en uno de los lugares más especiales del Algarve, el Cabo de San Vicente, ese mitológico lugar, el fin del mundo, donde no te puedes perder el atardecer más espectacular que hayas contemplado nunca. Un fin de fiesta brillante para la Semana Santa en el Algarve. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario! Obrigado!