Restaurante Se7e Pedras, mestizaje y nostalgia





La melancolía es un rasgo inherente a la personalidad del pueblo portugués, una seña que se pone de manifiesto de manera casi inevitable en su día a día. Quizá, por eso, pienso yo, proliferan en este país los restaurantes, las tiendas o mercearias que evocan tiempos pasados. Uno de estos lugares con tendencia a la nostalgia, con guiños a la cultura y con una cocina sustentada en el mestizaje es el restaurante Se7e Pedras de Faro 


La vida tranquila y silenciosa de la Vila Adentro de Faro, de su barrio más antiguo, contrasta con el ambiente y el bullicio de la Baixa, la zona más próxima a la ría, donde se concentra la vida comercial y también los establecimientos más innovadores de restauración.



Dicen en la capital algarvia que su calle de moda es la Rua Conselheiro Bivar, la trasera de una famosa franquicia de hamburguesas americana, en cuyo entorno se han ido abriendo los locales más ‘in’ de Faro y concentrando la marcha nocturna. 


Al principio de esta elegante calle, un arco te adentra en una travesía estrecha y empedrada, con una imagen del Ché Guevara al fondo; es la Travessa dos Arcos, donde sobresale una pequeña y coqueta terraza sobre un balcón de madera adornado con las flores de la buganvilla cercana. La terraza pertenece al restaurante Se7e Pedras, que se amplía hacia el fondo de la calle con una particular biblioteca bar. 


Aunque desde fuera el local ya transmite encanto, nada que ver con lo que te espera en el interior. Viejas paredes de piedra resguardan un comedor muy particular, recargado de artículos vintage por todos los rincones. Una vieja televisión, una antigua motocicleta, un espejo de viejos comedores, instrumentos o artículos de decoración de otros tiempos conforman un ambiente nostálgico y también acogedor. 


Se7e Pedras es uno de esos sitios que despierta sensaciones. Un restaurante particular y especial por su ubicación, decoración, su tipo de cocina y por su propia filosofía de negocio, que engancha la cocina con la cultura. 


¿Qué lo hace diferente? Entre algunas cosas, su propuesta gastronómica tan versátil y extensa que consigue misturar con acierto las recetas tex mex, con la cocina brasileña o el recetario luso y algarvio. A ellos se une una campaña de ofertas y descuentos para atraer a la clientela toda la semana. 


Aquí puedes disfrutar tanto con una gigante black angus, con un guiso de garbanzos o con una tabla de quesos o embutidos. Su propuesta es tan variada que justifica el variopinto público de su salón y la dificultad de encontrar una mesa si no vas con reserva o a buena hora. 


Pero la variedad y la creatividad no aseguran el éxito si detrás no hay una buena mano; y aquí la hay. La descubrimos hace años con su primer cocinero, artífice de una excelente cena con música en directo. Ahora lo hemos vuelto a hacer probando su menú de almuerzo de la mano del nuevo chef Ivo Mauricio. 


Nuestra primera visita a Se7e Pedras fue una noche invernal en Faro; en esta antigua casa encontramos refugio para el frío con una suculenta y original cena, donde la carne llegaba a la mesa en grandes tablas de madera, acompañadas por tazas de latón y cestos cargados con patatas, verduras y ensaladas. Todo acompañado por un buen vino y una tarta de caramelo salado, de la que todavía nos acordamos, a pesar del tiempo. 


Las rebajas de Faro nos llevaron de nuevo a Se7e Pedras, donde fuimos a comer con nuestra amiga Mayo. La verdad es que la oferta de su menú de almuerzo es imbatible. Plato principal, sopa o postre y bebida por 6,5 euros de lunes a sábado. 


No sólo el precio merece la visita, también los platos. Una crema de verduras deliciosa, con aceite de oliva y picatostes; un guiso de garbanzos y carrilleras realmente espectacular y un original pescado del día con salsa de curry y piña asada. Mereció la pena volver. 



Una vuelta que nos brindó la oportunidad de conocer la ampliación de local, a través de una puerta colindante a los servicios, que se abre a una original biblioteca, donde se ofrecen tapas en horario nocturno. En ese particular ambiente los últimos domingos de mes se celebran actividades culturales. 


Reafirmamos nuestra buena consideración sobre Se7ePedras; un restaurante que también sedujo a Mayo, sobre todo con aquellas tazas en las que nos sirvieron el café; las mismas de Duralex en las que se bebía el café con leche de su infancia. Hay pequeños detalles, como esa taza, que se convierten en esta particular magdalena de Proust, un estímulo para evocar y compartir momentos añorados. 


Después de marcharnos, días más tardes, Se7ePedras estrenó la ampliación de su negocio, justo en frente, con la incorporación de Ground 864, una cervecería nacional de marcas artesanas que abre de noche y ofrece además varios tipos de bocadillos y tapas. ¡Ya tenemos otro motivo para regresar!


DATOS DE INTERÉS PARA LA VISITA: 


-El restaurante Se7e Pedras esta ubicado en la Travessa dos Arcos, una calle de acceso peatonal de la Rua Conselheiro Bivar, cerca del hotel Faro. Sirve almuerzos y cenas de lunes a sábado y cena los domingo. Abre de 12.00 a 00.00 de lunes a jueves; de 12.00 a 2.00 horas viernes y sábado; y domingo de 17.00 a 2.00 horas.  De lunes a sábado, de 12.00 a 15.00 horas, ofrece un almuerzo de 6,5 euros (sopa o postre/plato principal/bebida y café). Todos los martes ofrece un descuento del 50 por ciento en la cena si hace con reserva previa hasta las 20.00 horas de ese mismo día. El precio medio en cena del restaurante es de 20 euros. 

-La Biblioteca de Se7e Pedras, una bar para tomar un vino, tablas o tapas, abre de martes a sábado de 17.00 a 2.00 horas y el domingo de 17.00 a 1.00 horas. El último domingo de cada mes celebra  Se7e Pedras Se7e Palabras, invitando a escritores y artistas. 


1 comentario:

  1. Desde já um muitíssimo obrigado pelo artigo e pelo reconhecimento. É por isto e para isto que trabalhamos arduamente diariamente e amamos aquilo que fazemos.
    Muito obrigado ao Al Algarve conmigo, e á sua equipa.
    Cá estaremos para vos receber na próxima visita, com o mesmo brio e carinho.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario! Obrigado!