Museo del Traje, el secreto de São Brás de Alportel



La primera vez que llegue a São Brás de Alportel y entré en el Museo del Traje pensé que sería el escenario perfecto para una gran serie inglesa, de esas que tan bien retratan la época victoriana y reflejan la sociedad de aquel momento. Una serie, eso sí, a la portuguesa, donde podría verse reflejado el ambiente ‘excitante’ de una villa a principios del siglo XIX, que protagonizó  ‘la fiebre del corcho’ en el Algarve y Portugal, convirtiéndose en la primera productora del mundo.



São Brás de Alportel es una población para mi única del Algarve, con una identidad muy especial y diferente a la zona costera. Ubicada entre el barrocal y la sierra algarvia te deja con la boca abierta la bella panorámica desde la puerta de su iglesia, mientras pisas las antiguas tumbas de la localidad.



Este rincón cercano a Tavira, Olhão, Faro y Loulé y muy cerca del Algarve serrano, tan desconocido, guarda hermosas tradiciones, como su procesión del Domingo de Resurrección (Tochas Floridas); interesantes huellas históricas como el trozo de su calçadinha romana; y mucho sabor, el de sus excelentes dulces y galletas a base de almendras.  Pero para mí el lugar más ‘sui generis’ de São Brás es el Museo del Traje.


Aunque la casa que alberga el Museo del Traje es bonita desde fuera,  y contrasta con las pequeñas casas blancas y con frisos coloridos de su entorno, nada tiene que ver con lo que te espera dentro. Nada más cruzar el umbral de este palacete empieza un viaje en el tiempo, un viaje a un Algarve muy distinto al que conocemos y que no te dejará indiferente.



La historia de la casa representa la historia de esta localidad. El palacete fue construido por un humilde jornalero Miguel Dias Andrade, que llegó a amasar una gran fortuna gracias a la prosperidad de São Brás, a raíz de la exportación del corcho a diferentes países. El corcho provocó que a esta localidad llegaran hombres de todo el mundo a hacer fortuna, que esta pequeña aldea fuera una de las más pobladas y que, al final, acabara adquiriendo en 1914, hace 100 años, la consideración de municipio.



El Museo es un reflejo del fragmento de la historia más interesante de São Brás y del Algarve romántico del siglo XIX, una recreación del ambiente doméstico, familiar, social, cultural y también económico de aquel momento con una recopilación de ancianos objetos perfectamente conservados.



Las dos primeras salas del Museo se centran en la indumentaria de la burguesía del siglo XIX. Las preciosas salas con grandes lámparas decimonónicas, recortes de periódicos, fotografías, libros, cartas de amor y otros objetos como un piano, caja de música o maletas te transportan a las historias de aquellos años. 



Historias trágicas de amor, de la muerte prematura en el parto de alguna dama de la alta sociedad, de los viajes en tren, de las normas de buena educación o protocolo...






Hasta una puerta medio abierta nos invita a poner el ojo y ser testigos privilegiados del momento íntimo en que una dama se prepara para vestirse en su habitación.



La cocina, donde se conservan las vajillas y utensilios de la época, junto con un curioso llamador del servicio, sirve de transición para cambiar el contenido de las otras zonas expositivas de esta gran casa.




En la parte trasera del Museo del Traje, donde se conservan los equipamientos de aquellas grandes casas como el pozo, el molino, los canales de riego..., la temática varia y se centra en el mundo del corcho. Un recorrido para entender el boom de esta industria en la zona y también su declive. En São Bras de Alportel y Silves llegaron a existir más de 40 fábricas, algunas con 600 operarios. 





El Museo también da cuenta de cómo los avances tecnológicos en este sector generaron fuerte conflictos sociales en una población que vivía de este trabajo. La aparición de la garlopa, la primera máquina de producción, acabó fragmentando a la propia sociedad, y generando un fuerte desempleo.




En la antiguas caballerías también se conservan  sillas de montar y una decena de carros de la época, hasta uno destinado a los entierros, que observamos con especial curiosidad.




El Museo del Traje es sin duda la recreación de un São Brás que ya no está, pero que sigue teniendo huellas de aquella época esplendorosa. A pesar del declive de su industria, todavía siguen algunas fábricas funcionando de las que, entre otras cosas, sale el corcho de las botellas de prestigiosas marcas de champán y vino. 





El Museo además se ha convertido en el 'alma' cultural de São Brás de Alportel y en el mejor guardián de su memoria. Gracias a los amigos del Museo son muchas las actividades lúdicas y culturales que de manera estable se ofrecen en este lugar 'imprescindible' de visitar en el Algarve interior.

Dirección: Rua Dr. José Dias Sancho, 61

Abierto todos los días. De lunes a viernes de 10 a 13 y de 14.00 a 17.00 horas. Sábados y domingo de 14.00 a 17.00 horas.

Precio: 2 euros. Gratis menores de 12 años.

1 comentario:

  1. Informacao muito detalhada e muitissimo util Obrigado!

    Visite a FUSETA e fique na Casa da Armanda.

    www.fusetaportugal.blogspot.com

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario! Obrigado!