Restaurante Tertúlia Algarvia, sabores auténticos






Cada día se come mejor en Faro, tanto que cuando vamos se plantea un conflicto a la hora de elegir el restaurante. En la capital algarvia se ha hecho una fuerte apuesta por ‘reconquistar’ su recetario regional con nuevos lugares encantadores, genuinos y con matices muy sorprendentes. Dentro de esta interesante oferta está la Tertúlia Algarvia, algo más que un restaurante, que se ha convertido además en embajador de la cocina del Algarve.

Acabo de leer un post de mi amiga Estela Lapa sobre el ‘vuelo’ de la cocina del Algarve a Madrid y Barcelona, gracias a la Tertúlia Algarvia. Con motivo de la apertura de nuevas líneas regulares de vuelos desde Faro a las dos ciudades españoles, la embajada portuguesa realizó una demostración de la excelencia de la gastronomía del sur y lo ha puesto en manos del restaurante Tertúlia Algarvia.



Para la ocasión, como ya hicieran en Sevilla, han escogido el plato más emblemático de la región: la cataplana. Y en este caso con dos ingredientes referentes en esta tierra: el pulpo con la patata dulce de Aljezur, a la que añaden la salicornia. Un vegetal local conocido como ‘espárrago de mar’, que se ha puesto de moda últimamente y que la marca de conservas Balsa Papilar comercializa encurtido con miel en muchas tiendas gourmet y mercadillos de Altura, Tavira, Olhão o Faro.



Leyendo la información de Estela sobre este evento me he acordado de lo bien que se come en esta antigua casa rehabilitada en la Vila Adentro de Faro. La última vez que lo hicimos, a principios de este año, una vez más nos sorprendieron con una açorda de galinha deliciosa. Una variante de nuestro puchero con pan migado, como hacia mi abuela en sus sopas, y repleto de garbanzos, trozos de gallina de campo e hierbabuena.


Este restaurante es uno de esos lugares a los que llevas un amigo o recomiendas a alguien cuando quieres quedar bien. Tertúlia Algarvia ha logrado la cuadratura del círculo en su cocina, aplicando excelentes productos de calidad de su región con recetas genuinas, en las que tampoco faltan las últimas tendencias en gastronomía o el mestizaje con otras culturas. El culmen es una excelente presentación, cantidad más que suficiente, para que nunca te sepa a poco, y un marco inmejorable en la Vila Adentro, el centro histórico de la ciudad.



La primera vez que nos sentamos en la mesa de Tertúlia Algarvia, no llevaba entonces mucho tiempo abierto, João Amaro, uno de sus promotores, nos desveló los entresijos de esta empresa. Una historia larga que parte de la reuniones de un grupo de farenses a primera hora de la mañana en un hotel de la capital. Entonces corría el año 2005 y aquel grupo de personas debatía antes de salir el sol sobre la manera de impulsar la cultura y la gastronomía de su tierra. Ocho años después consiguieron convertir un antiguo edificio, con cerca de dos siglos y ubicado a la espalda de la catedral Faro, en un espacio gastronómico, que ya es una referencia fuera y dentro de la región.


El restaurante es fruto de un sueño,  de la ilusión y el esfuerzo de un grupo de personas por defender, recuperar y dar a conocer la identidad de su región a través de la gastronomía, Y ese empeño se traduce en sus platos. Las propuestas de su carta son guiños constantes a los productos más emblemáticos del sur, a los productos de la tierra y del mar; al recetario de las generaciones anteriores y también a la creatividad, al arte y a la innovación de los algarvios. Aquí, en esta antigua casa está concentrada la esencia del Algarve; no sólo en la cocina, también en la tienda gourmet de la primera planta, en la decoración, en las exposiciones, en las actividades culturales, en los talleres que se realizan continuamente.


El restaurante abre todos los días y de lunes a viernes, a la hora del almuerzo, a la carta se suman una sopa, que no sobrepasa los dos euros, una ensalada, un plato de pescado, otro de carne, en torno a los 6 euros, y un postre, de esos ricos, caseros y deliciosos que son tan comunes en el Algarve. 



Los fines de semana las sugerencias del restaurantes se ciñen a una carta con muchas opciones y muy bien equilibrada. En las entradas no falta la tiborna (el pan con aceite), los quesos con miel, almendra o compotas caseras, la mojama, los enchidos (embutidos de Monchique) o los mariscos de la Ría Formosa.


La carta incluye además un apartado sólo para las cataplanas, dando a elegir, siempre para dos personas, entre las de pulpo, pescado y marisco o la de carne de cerdo con almejas (precio 36-38 euros). Y, en el apartado de pescado, tienes los chipirones fritos à algarvia, los filetes de caballa con tomate, el lomo de bacalao aromatizado con poleo y puré de patata, los tentáculos de pulpo o la barriga de atún con 'xárem' de culantro (crema típica hecha con harina de maíz).






En el repertorio de la carne están, junto a la açorda de galinha, el 'franguinho' con naranja, miel y almendras, delicioso; o las carrilleras de cerdo ibérico guisadas con vino tinto. Aunque, también hay sito para el novillo, el cerdo y el cordero con recetas muy apetecibles 


En un lugar donde se cuidan al máximo los detalles, desde el menaje de la mesa a la forma incluso de presentar la cuenta, no podía tampoco faltar un apartado de platos vegetarianos, menús para los más pequeños y una excelente carta de vino, donde están presentes las mejores etiquetas algarvias, a pedir en botella o bien por copa. 
                                     

A veces los sueños se cumplen, sobre todo si las cosas se hacen bien y con cariño, y así ha sido para aquellos algarvios que soñaban con promocionar su tierra y su cultura a través de la gastronomía. Tertúlia Algarvia es hoy, no sólo un excelente restaurante, sino un lugar imprescindible para conocer en Faro,  para 'sentir' el Algarve. 

Abierto de lunes a jueves de 10 a 24 horas; viernes y sábado de 10 a 01 horas y domingos de 10 a 23 horas. 

Plaza Afonso III, Vila Adentro Faro


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario! Obrigado!