Mar d'Estorias, la esencia portuguesa





Entre ese laberinto de calles comerciales que conforman el corazón de la ciudad de Lagos encontramos la tienda Mar D'Estórias: un edificio histórico que ha sido reconvertido en una tienda-museo de la 'esencia portuguesa'. El establecimiento no sólo reúne los artículos más genuinos de todo Portugal y del Algarve, sino que además cuenta con una de las mejores terrazas de esta localidad. Mar D'Estórias es un lugar para sentir la 'saudade'.



Uno de las paradas obligatorias cuando vamos a Lisboa tiene que ser a la tienda A Vida Portuguesa, en Intendente, el nuevo barrio de moda en la capital lusa. Dicen que es la tienda más bonita de Lisboa y dicen bien, aunque tampoco se queda atrás su tienda del Chiado.


Aunque no compres nada, que es casi imposible, merece la pena recorrer los recovecos de este local y pararte en sus estanterías, que parecen haber sido decoradas con los objetos encontrados en un desván o en el fondo de los cajones de antiguos muebles. Para poner más encanto al concepto, la tienda se ubica en un edificio histórico, la primera fábrica de una de las marcas más famosas de azulejos portuguesas, la de Viúva Lamego.


A Vida Portuguesa es más que un comercio, es un reflejo de la identidad lusa a través de la exposición y la venta de millares de artículos de todas sus regiones, de esos que despiertan una nostalgia feliz por los tiempos pasados, de esos objetos auténticos cargados de recuerdos,  de fabricaciones artesanales únicas, de esas cosas bonitas que marcan detalles elegantes en cualquier casa o ponen el punto exquisito a una comida.


Pero no sólo Lisboa es sorprendente en sus tiendas. Para mi grata sorpresa, en mi última visita a Lagos me encontré con Mar D’Estórias una tienda con un concepto muy similar y realmente encantadora, tanto que estoy seguro acabará convirtiéndose en una de las visitas obligadas a esta ciudad.



El nombre da cuenta de la esencia misma de este lugar, porque el edificio en sí, los productos y los servicios que se les brindan a sus visitantes están relacionados con historias, interesantes historias que describen la esencia portuguesa y especialmente la memoria, la cultura y la vida de Lagos. 



Nos tropezamos con Mar D’Estórias paseando por el centro de Lagos, poco antes de llegar a la Iglesia de San António, en un antiguo inmueble de uno de los laterales de la Rua Silva Lopes, que siempre recordamos cerrado.



El edificio, con una magnífica remodelación en la que se combina tradición y vanguardia, data del siglo XVIII y albergó la Iglesia del Compromiso Marítimo. Aquí se juntaba la gente de mar para acordar las decisiones de su futuro. Más tarde las dependencias acabarían siendo un almacén de vino y el parque de bomberos.




Un cartel tipo pin up en la puerta, invitando al paseante a tomar un café, despertó en nosotros la curiosidad y las ganas por entrar y descubrir qué había en aquel establecimiento que se calificaba en un letrero como 'Portugal Essencial'.



Solo basta estar dentro unos minutos para entender que estás en un lugar muy especial, que cada uno de los artículos forman parte de un puzzle que describe la identidad portuguesa; que en cada rincón hay un detalle con un especial significado; que nada está ahí con el único fin de ser vendido. 


La tienda tiene tres plantas y cinco espacios con diferentes utilidades. La primera planta está dedicada a la exposición y venta de artículos muy variados: desde los renovados 'biocos', las tradicionales capas de Olhão,  pasando por la rica perfumería de Oporto, los cestos de la sierra algarvia o los productos cada día más sofisticados del corcho. 





El fondo se reserva para una selección de productos gourmet y, entre ellos, en un rincón de la tienda, como si de una vieja alacena encalada se tratara, se expone una selección de vinos y licores lusos. 





En Mar D'Estórias está claro que no se vende cualquier cosa; en esta tienda los productos tienen que reunir la característica de representar a Portugal en algún sentido, y estar vinculado a su artesanía y a los saberes ancestrales que el pueblo luso ha sabido conservar como nadie.




Una estrecha y genuina escalera te lleva a la segunda planta de la tienda con tres espacios: el primero de ellos un rincón dedicado al hogar y repleto de mantas, paños, vajillas o artículos de decoración. 




Suspendido sobre la tienda, en la segunda planta, está el Café Bistro, decorado con los azulejos artesanales y donde puedes degustar los vinos y productos gourmet a la venta. 




En el lado opuesto del café está la zona dedicada a la literatura y la a música portuguesa, presidida por un retrato del poeta local Julio Dantas y un viejo gramófono. 



Aunque haya un sitio especial para las artes, la poesía se percibe por toda la tienda. 



El lugar más emblemático y bonito de Mar D'Estórias está junto al cielo, al final de una nueva escalera que desemboca en una de las mejores terrazas de todo Lagos.



Mirando hacia el frente ves el puerto, el mar con las olas rompiendo al fondo y los típicos tejados algarvios. Y, a la derecha, una de las estampas más emblemáticas de Lagos, la de la torre de su iglesia, que parece poder tocarse desde los sillones de la terraza del bar. 



En una de las paredes de la tienda se lee una de esas frases brillantes de Pessoa: "La saudades sólo consiguen sentirlas bien los portugueses, porque tienen esa palabra para decir que las tienen".  Quizá nunca lleguemos a sentirlas, por no contradecir al más brillante de los poetas, pero un paseo detenido por esta tienda nos hará percibir alguno de esos sentimientos. 





UBICACIÓN

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario! Obrigado!