LX Factory, la vanguardia lisboeta




Eloisa me ha pedido consejo, una recomendación para conocer algún sitio diferente en  su escapada a Lisboa. Conociendo las inquietudes bohemias de mi amiga, tenía que aconsejarle una vista a LX Factory y allí una tranquila parada en Ler Devagar para disfrutar de sus rincones y sorpresas. Ha vuelto con la sensación de que ha sido el lugar más especial de su viaje, a mí también me lo pareció.



En una ciudad como Lisboa, donde hay un continuo mestizaje entre decadencia y vanguardia, estaba predestinado el nacimiento de un espacio como LX Factory, las dependencias de una antigua fábrica bajo el puente 25 de Abril, reconvertidas en una factoría de arte, diseño y cultura.



El sitio tiene un aire neoyorkino, similar a los aledaños del puente de Brooklyn, un refugio de intelectuales, artistas, hippies, hispsters…de cualquier tribu que se atribuya el adjetivo de moderna en esta ciudad. 



Un arco luminoso, como el de una feria, te adentra en un espacio de naves industriales del siglo pasado, decoradas con las últimas pautas del diseño, por dentro y por fuera. Viejas fábricas de tejidos, folletos y periódicos donde hoy fluye la creatividad en el sentido más amplio que pueda tener este término. Si hay algo nuevo que se esté gestando en Lisboa, tiene que surgir de aquí; esa es mi impresión.




El nacimiento de este punto tan particular forma parte del proceso de recuperación del barrio de Alcântara, del frente de industrial situado a lo largo del Tajo, desde el centro de la ciudad hasta Belem. Los que fueran antiguos almacenes portuarios abandonados empezaron a convertirse a finales de los 90 en concurridos locales de restauración y marcha, las famosas ‘docas’ de Santo Amaro.




A las ‘docas’ como espacio de ocio y restauración se sumó más tarde la reconversión cultural de las fábricas de Alcântara con LX Factory, que ampliaba la oferta de restaurantes, ocio y compras, añadiendo además laboratorios de arte y creación, así como una vertiginosa agenda cultural, que llama la atención del mundo entero.



A  LX Factory se puede ir a disfrutar de la variada oferta de comida nacional e internacional en restaurantes, tabernas o gastrobares muy cuidados y acogedores como la Cantina, A Praça, Rio Maravilha, Tacho o 1300 Taberna...Un destino que se ha hecho famoso en la capital lisboeta los domingos por la mañana para disfrutar del brunch, antes o después de pasar por el popular mercadillo LX Market (11.00 a 19.00 horas) de artesanía, antigüedades y productores. 




Si quieres descubrir tendencias,  encontrar arte, moda o diseño, si quieres fascinarte, tienes que visitar LX en Lisboa. Hasta los baños han sido decorados especialmente por diez artistas.


Si quieres descubrir tendencias,  encontrar arte, moda o diseño, si quieres fascinarte, tienes que visitar LX en Lisboa. Hasta los baños han sido decorados especialmente por diez artistas.




Y dentro de esta caja de sorpresas está Ler Devagar, el alma intelectual y cultura de todo el complejo. Una gran nave, con una rotativa de tres plantas en su interior, la de la antigua Gráfica Mirandela, rodeada de paredes recubiertas de estanterías de libros, con olor a café recién hecho y ricas tartas de sus dos cafeterías.


Ler Devagar, ‘Leer despacio’, propaga el espíritu del slow culture, el de disfrutar de la lectura, de la cultura y de las artes sin mirar el reloj, exprimiendo todo lo que transmiten. Aquí puedes volver a descubrir el placer de la lectura o de la música junto con un café y viendo llover por la ventana como aquella tarde.


En el segundo piso de esta  sito tan particular se esconde Pietro Proserpio y su particular museo de objetos animados y sorprendentes. Un italiano, portugués desde los 11 años, de aspecto bonachón, de cultura infinita y de sabias palabras que sabe pronunciar en casi todos los idiomas. 



Este abuelo es un particular y famoso Leonardo da Vinci, un inventor, tecnólogo, humanista, que comenzó construyendo juguetes con movimiento para sus nietos y acabó creando artefactos sorprendentes, dando vida a todo lo que estaba en la basura. 



Con las piezas y los artículos más insospechados de la basura, Pietro crea artefactos psicodélicos y máquinas que tienen tras de sí una historia, la que él te cuenta y recrea con multitud de detalles. 



Un ventilador del amor, un gusano con pelotas de tenis, un hacedor de lluvia o una mini rotativa como la que alberga su museo que imprime en miniatura el periódico Expresso. 


Pietro es además el artífice de la imagen más simbólica de este lugar, la que cuelga en su alto techo, una bicicleta volando hacia la luna, una máquina muy parecida a las que trazara da Vinci, testigo de continuas exposiciones, presentaciones literarias, conciertos y otras muchas actividades que aquí se organizan. 




En Ler Devagar y en el museo de Pietro está latente esa obsesión por atrapar el tiempo y disfrutarlo, pero con el sentido pessoniano, dándole valor, no a lo que duran las cosas buenas, sino a la intensidad con la que se viven. Y así lo hicimos nosotros en aquella tarde noche, vivir intensamente aquel primer encuentro con este maravilloso lugar de Lisboa.

DATOS DE INTERÉS PARA LA VISITA: 


-A LX Factory se puede llegar con el Tranvía 15, que se puede coger en la Praça do Comercio, este tranvía llega hasta Belem. Los domingos se celebra un mercadillo con artesanía, artículos de productores y antigüedades. Más información de agendas y establecimientos en su web www.lxfactory.com

-Ler Devagar abre todos los días. La exposición de Pietro Proserpio está abierta de 15.00 a 20.00 horas. Más información de sus eventos en su web www.lerdevagar.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario! Obrigado!