Dos hoteles para niños: Alfagar II y Alto da Colina






La Semana Santa en mi casa evoca al Algarve y especialmente a dos hoteles Alfagar y Alto da Colina, a pocos metros de cala de Santa Eulalia en Albufeira. Para mis hijos, sobrinos y amigos los dos están llenos de recuerdos de largos partidos de fútbol, de los primeros chapuzones en su parque acuático, del estreno de los baños en la playa y de la búsqueda en sus jardines de los huevos de Pascua. ¿Buscan un hotel guay para ir con niños en el Algarve? Alfagar II o Alto da Colina son dos de mis recomendaciones.


Alfagar es un hotel con una larga historia en mi familia. Lo conocimos cuando se estaba construyendo, cuando era una estructura de pilares en la carretera que une Olhos d' Água con Albufeira. Esa carretera que bordea una franja costera maravillosa, a la que recomiendo a todo el que quiera conocer uno de los tramos de la costa más extraordinarios del sur de Portugal. 



En aquellos años nos alojábamos en un apartahotel muy similar y de la misma gerencia, el Alto da Colina, situado algo más arriba, sobre un cerro como indica su nombre, y , por ello, con unas visitas espléndidas hacia la costa de este de Albufeira. 


Alto da Colina tenía y tiene todo lo que puede querer un niño en un hotel  y también sus padres para tenerlos entretenidos: grandes piscinas, un parque acuático, pistas de deportivas, extensos jardines, juegos, piscina cubierta y otros niños para hacer amigos. 



La fisonomía general de este apartahotel y su espíritu se reprodujo tiempo más tarde en el Alfagar II, tanto que las habitaciones de los dos hoteles tienen un decorado y una distribución muy similar. Estancias muy amplias con uno o dos grandes dormitorios, un baño, un extenso salón con cocina totalmente equipada y anchas terrazas.



Cuando abrió sus puertas Alfagar II, al otro lado de la carretera y algo más cerca del mar, empezamos a alternar las vacaciones familiares en ambos hoteles, sobre todo las de Semana Santa. Era imposible llevar a los niños a otro lugar.


Los apartamentos de ambos hoteles ofrecen una habitación muy amplia e independiente para los padres y un gran salón con un sofá que se transforma en dos camas para los pequeños, aunque también disponen de apartamentos con más habitaciones para familias más numerosas.


En el salón comedor se integra además una cocina dotada con el mismo menaje que puedas tener en tu propia casa; lista para que puedas preparar aquí cualquier comida. Para nosotros un requisito fundamental cuando viajamos con los niños.



Las habitaciones disponen de todo lo necesario para estar cómodo y sentirte como en casa y las instalaciones comunes del hotel, también, hasta una pequeña tienda de desavío, de esas que tienen de todo un poco, incluso pan recién hecho.  Es difícil encontrar inconvenientes en este paraíso infantil, y más aún con un personal exageradamente agradable a tu disposición todo el día.



Aunque no lo creas hay todavía algunas cosas más que hacen estos dos apartahoteles irresistibles para padres y niños. La primera su magnífico precio, lo que contribuye a viajar aún más al Algarve en compañía. Y, lo segundo, la cercanía a una de las atracciones familiares más divertidas de la región, el parque de tirolinas y paintball de Parque Aventura, justo al lado de ambos hoteles. 



Alfagar y Alto da Colina guardan instantes maravillosos de la infancia de mi familia. Los cumples de Arturo, la carcajadas nerviosas de Jimena en el tobogán de la piscina, las confidencias de Jaime con su amigo alemán, el encuentro con los primos, la escapada con los abuelos, las carreras por el jardín tras los huevos de Pascua o los eternos partidos de fútbol de Javier. ¡Ojalá sean muchos más!

Booking.com


Booking.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario! Obrigado!