El nacimiento de sal de Castro Marim



El pasado año Castro Marim nos sorprendió con una nueva iniciativa navideña, un gran nacimiento de sal, una forma de reivindicar la tradición salinera de esta localidad en Navidad. Este año vuelve el particular nacimiento, que se traslada además a la Casa do Sal, un antiguo almacén reconvertido en centro de la cultura de la villa y, sobre todo, de la promoción de la 'salinicultura'.


Castro Marim estrenó dos nuevas actividades para la Navidad de 2017: el belén viviente y   un mercadillo dentro de su castillo, y un nacimiento gigante de sal. Dos propuestas navideñas que, por supuesto, no nos perdimos y que tampoco nos dejaron indiferente, como todo en esta ciudad.


En una de esas calles pintorescas del centro de la ciudad, una antigua edificación se convirtió en la Casa do Natal, donde nos encontramos con un precioso nacimiento blanco con decenas de escenas del Adviento que se reproducían sobre un gran manto de sal. 


La sal simulaba el suelo tras una intensa nevada, en la que la nieve había conseguido teñir de blanco todos los campos, como si se tratara del retrato de la Navidad en cualquier país nórdico.


Este año no nos queda más remedio que volver, porque la iniciativa se presenta todavía más ambiciosa e interesante, ya que más de 6 toneladas de 'la mejor sal del mundo' se repartirán por un espacio de 80 metros cuadrados, en el que, tras un mes de trabajo, se han colocado de manera artística cerca de 3.800 piezas. 


El nacimiento estará expuesto en la Casa do Sal, en la que el resto del año puedes ver una película sobre las diferentes fases de la reproducción y  recolección de la sal, a través de un proceso tradicional diferente al industrial. 


La Casa do Sal, muy cerca del estadio de fútbol, tiene además en su patio un gran mural de Abel Viegas, en tributo a unas labores que son santo y seña de Castro Marim. Un espacio bonito, muy bien recuperado, siempre lleno de exposiciones interesantes que merece una visita, al igual que sus salinas. 


El nacimiento de sal estará abierto desde el día 9 de diciembre al 6 de enero, desde las 10.30 a las 12.30 horas y desde las 14.00 a las 17.30 horas, salvo los días 25 de diciembre y 1 de enero, que abrirá de 15.00 a 18.00 horas. Nos espera, como siempre, unas Navidades entrañables en Castro Marim



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario! Obrigado!