Restaurante Sabores do Campo


 


En un barrio a las afueras de São Brás de Alportel, de cuyo nombre es difícil acordarse, está uno de esos restaurantes de los que gusta ir a buscar; de esos que cuando llegas, sólo con verlos, ya sabes que va a ser algo especial. Ese es el caso de Sabores do Campo. Un wine-restaurant, como se presenta el local para la extensa comunidad extranjera de la zona que con asiduidad frecuenta su comedor, prácticamente escondido en una urbanización a las afueras de la localidad. Eso sí, con muchos coches siempre fuera.




En una de las guías que confiamos en nuestros viajes por Portugal aparecía desde hace tiempo recomendado este restaurante algarvio, sin embargo hasta hace pocos días no hemos podido probarlo. La verdad es que venir hasta aquí sin reserva es un gran peligro, como viene siendo habitual en todos los restaurantes buenos de esta región.





Si es verdad que el amor entra por la vista, Sabores do Campo tiene muchos puntos para enamorarte. Es difícil que no encuentres encantadora su terraza exterior semi cubierta, preparada para el momento del relax después de la comida, para el gin o el licor de madroño o algarroba de la sobremesa. Un espacio en el que la decoración rústica se mezcla con los nuevos muebles y artículos de diseño y donde la calidez llega de los rayos del sol entrando por las cristaleras y una antigua estufa.





Sabores do Campo es original por fuera e igual de chic por dentro, eso si con un toque rural que no pierde, y que se acentúa en su gran chimenea central y sus lámparas confeccionadas con ramas de árboles, curiosas arañas colgantes sobre la cabeza de los comensales.





La luminosidad de la terraza contrasta con el ambiente intimista del interior, a media luz. 



En el restaurante tienen un fuerte protagonismo los vinos y todo los que está relacionado con ellos, los algarvios y también los alentejanos, especialmente los exclusivos de Malhadinha Nova. Botellas, corchos que forman el marco de un espejo, copas...se exhiben por sus paredes y estanterías en forma de homenaje al mundo vitivinícola.




Sabores do Campo es un restaurante con dos facetas: una de día y otra de noche. De martes a viernes abre para almuerzos, ofreciendo dos platos del día para escoger a un precio de 6 euros, que incluye entradas algarvias, bebida, café o postre. Sin embargo, su interesante carta, de cocina portuguesa con algunos toques creativos, la puedes disfrutar en las cenas de martes a sábado. Aquel viernes aterrizamos en São Brás de Alportel a media mañana, lo que nos brindó la oportunidad de conocer las propuestas de su almuerzo.



Nos sentamos en un rincón del comedor y en pocos minutos ya estaba sobre la mesa una bandeja con aceitunas, zanahorias aliñadas con culantro y humus, para acompañar con un rico pan artesano. 




Las dos propuestas para almorzar aquel día eran: arroz de pato con ensalada y bacalao con patatas. El primero de ellos servido a modo de pastel o lasaña con capas de arroz intercaladas con esa carne mantecosa del pato, que le da a este plato portugués un matiz tan particular. 



El bacalao, cocido al horno con verduras y patata, resultó especialmente delicioso y diferente a las recetas más habituales por la zona. 

 

El menú incluía dos postres de esos de rebañar el plato; si buena estaba la torta de laranja, que para mí es una de los dulces algarvios más ricos y originales, sublime era aquella particular tarta de almendra y gila. 


El punto y final lo puso, después de una bica de café, una copa de Oporto, que demostraba una vez más la hospitalidad de la casa. 



Nuestra primera degustación en Sabores do Campo no fue extensa, pero si lo suficiente para darnos cuenta de que, tanto el lugar como su cocina, merecen la pena y la reseña en cualquier guía. Un lugar que entra por la vista y que te conquista por sus sabores.

DATOS DE INTERÉS PARA LA VISITA: 


-El restaurante Sabores do Campo está ubicado en Poço do Ferreiros, a las afueras de São Brás de Alportel. Sirve almuerzos con platos del día de martes a viernes y cenas de martes a sábado. Abre de 12.30 a 15.00 de martes a viernes; y de 19.00 a 1.00 horas de martes a sábado. El plato del día es de 6 euros con bebida y postre. El precio medio en cena del restaurante es de 25 euros. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario! Obrigado!