Restaurante Rota dos Sabores






Una de las cosas buenas que tienen los festivales gastronómicos de Tavira es que te llevan a descubrir cocinas hasta ahora desconocidas. Ya le habíamos echado el ojo el pasado año a Rota dos Sabores, un restaurante en Conceição, así que decidimos estrenar el Festival de Gastronomía del Mar en este coqueto local, del que salimos con la intención de repetir.




En general, los platos que los restaurantes de Tavira han preparado para la nueva edición del Festival de la Gastronomía del Mar son muy apetitosos. Ojeando el folleto, antes de decidir aquel sábado dónde íbamos a almorzar, nos apeteció aquel risotto negro con róbalo y gambas, así que no había nada más que pensar, sólo ir hacia Conceição, que es el pueblo que atraviesas cuando te diriges hacia la playa de Cabanas, y buscar nuestro destino.



Justo en un lateral de su iglesia, algo escondido para quien no conozca la zona, está el restaurante Rota dos Sabores. En lo que parece una antigua casa con terminaciones idénticas a la torre de un castillo, abrió sus puertas hace dos veranos este restaurante con una carta basada en los productos y recetas más algarvias. 



Aunque la carta sea similar a la de otras muchos restaurantes de la zona (almejas, arroces, atún, bacalao, carne a la piedra, borrego…) las formas y los modos en su decoración, su servicios y su cocina lo convierten en un lugar más especial. 




La primera impresión nada más entrar fue buena. Un salón amplio con un rico olor a comida casera y con una agradable decoración en paredes y mesas. 


El salón era acogedor, había la opción de comer en un gran patio y con aquel sol era una pena desperdiciar la oportunidad de comer fuera,  bajo las sombrillas de una encantadora terraza, en la que las viejas piedras de la anciana construcción se mezclan con macetas y objetos de diseño. 


Teníamos en aquel momento el restaurante para nosotros solos y a nuestra disposición una simpática camarera, que no se cansaba de ir y venir de la cocina al patio para hacernos sugerencias y solicitarnos nuestra impresión sobre cada plato de la comida.


Habíamos llegado para probar el menú del festival, pero quisimos también curiosear la carta para conocer su tipo de cocina. En ella no podían faltar la almejas, coquinas o berberechos de la Ría Formosa, el atún en tres versiones, asado, algarvio y a la propuesta del chef, y bacalao, pez espada y salmón para completar las propuestas de pescados. Y en el apartado de carne, bastante extenso por cierto, puedes elegir entre varios tipos de bistec, la deliciosa carne para asar a la piedra en tu mesa, cordero y novillo.  La carta se completa con varios platos especiales para dos personas bajo reserva: guiso de jabalí, de cordero, de venado o dos tipos de açorda (pan relleno) con gallina y garbanzos y o marisco, entre otros. 



Para diversificar un poco la comida uno de nosotros pidió el menú del festival, compuesto por tartar de atún (3 euros) el risotto negro (13 euros) y merengada de naranja (3 euros), con un vino algarvio, el Quinta do Tôr (11 euros) y el otro el menú del día a 9,5 euros con sopa de la casa, pescado asado con verdura copa de vino y café. 



La sopa, una crema de verduras deliciosa con picatostes y culantro llegó junto con un tartar de atún fresco y sencillo, con cebolla, tomate, lechuga y culantro, donde las fresas ponían un toque original. 



El pescado asado del menú del día se agotó, así que sin coste adicional nos propusieron sustituirlo por otro risotto, que realmente estaba espectacular, sabroso, en su punto, repleto de gambas, con lima rallada y con un magnífico róbalo de acompañamiento. ¡Qué acierto!



Aquel plato era tan abundante, que nos costó pedir el postre. Tampoco hubo suerte con la merengada de naranja, así que, a cambio, probamos el postre de la casa, a medio camino entre la tarta de natas y el tiramisú. 




Fue un almuerzo con buenos sabores, con simpático y ágil servicio y en un grato escenario. Un buen hallazgo para volver. 


DATOS DE INTERÉS: 


-El restaurante está situado en Largo Engº Sebastião Ramires, 16ª. Abre todos los días. Ofrece almuerzos de 12.00 a 15.00 horas los lunes, jueves, viernes, sábados y domingo. Cenas, todos los días de 18.30 a 23.00 horas. Acepta tarjetas

-Tiene un menú diario de 9,5 euros. El precio medio a la carta es entre 15 y 20 euros, dependiendo vino. Tiene platos especiales por encargo para dos personas por un precio medio de 22 euros.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario! Obrigado!