Un hotel frente a la ría, Real Marina Spa




El único hotel de cinco estrellas del sotavento algarvio está en Olhão. En Olhão y en un lugar realmente especial, asomándose a la Ría Formosa desde su orilla con unas vistas privilegiadas hacia las islas, donde es un gusto y a la vez un lujo ver levantarse el sol o ver como se esconde tumbado junto a su piscina. 


Olhão es sorprendente en todo. Su casco histórico es un encuentro continuo de contrastes en todos los sentidos y un ejemplo de armoniosa convivencia entre los polos más opuestos. Así es Olhão; variopinta por antonomasia, también en su oferta hotelera, en la que puedes encontrar desde albergues, hostales y guesthouse encantadores a un gran hotel de lujo, el Real Marina Hotel Spa. 



Algunos dicen que 2010 fue un año de estrellas para el Algarve, un año en el que abrieron en la región numerosos hoteles de cinco estrellas, entre ellos el primero con esta categoría desde Faro a Vila Real de Santo António, ubicado al final de una zona residencial de nueva construcción en la Avenida 5 de Octubre,  muy distinta al cercano barrio de Barreta, y promovida por la misma empresa dueña del hotel.



La verdad es que la Avenida 5 de Octubre, aquella en la que está su mercado, poco o nada tiene que ver en su comienzo y final. La avenida se inicia en la zona más tradicional de la ciudad,  junto al puerto de pescadores  y el barrio de Levante, prolongándose junto al jardín Patrón Joaquim Lopes y el mercado, y  bordeando la fachada del barrio carismático de Barreta y el Jardín del Pescador. Sin embargo, la avenida termina en la parte más nueva y moderna de la ciudad, con modernos pisos y apartamentos entre el gran hotel Real Marina.



La elección de un cinco estrellas siempre te da garantía de que tu estancia va a ser confortable y exclusiva por la categoría de sus instalaciones, pero elegimos el hotel Real Marina especialmente por su cercanía a ese Olhão histórico y vivaracho en torno a su mercado y su ría, del que nos encanta disfrutar a cualquier hora del día o de la noche.

 
La estancia en el hotel era demás un regalo de cumpleaños, una escapada de una noche para relajarse en su fantástico spa y tomar el sol en una de las piscinas más bonitas que vas a encontrar por esta zona, donde tumbada en la hamacas alcanzas a divisar la isla de Farol y Culatra.


El hotel tiene habitaciones y suites muy amplias y confortables, vestidas con telas marino y blanco, un guiño a la esencia marinera de la ciudad. Habitaciones que son fáciles de reservar a muy buen precio.




Aunque la decoración se base en la línea minimalista y contemporánea que se impone en las grandes y modernas cadenas, el hotel no se olvida de la ciudad que le da cobijo, a la que te invita a descubrir con varias propuestas turísticas que a diario están a disposición de los huéspedes en la recepción del hotel: visita guiada al mercado, ruta gourmet en tuc tuc o paseos en barcos.

 
Igual ocurre en uno sus cuatro espacios gastronómicos, el Real Restaurante cuya carta se sustenta en los productos y en la cocina local, un contrapunto a la oferta de su famosa hamburguesería artesanal Maldeçode, uno de los lugares de moda del pasado verano. 





Real Marina Spa responde al perfil que trazó el fundador de esta cadena hotelera lusa João Bernardino Gomes para sus hoteles, una referencia continua a la ‘portugalidad’, a lo bueno de este país, como esos deliciosos jabones y geles de Castelbel, fabricados en Oporto, que probamos en el Vila Real Italia de Cascais.

Un excelente desayuno, un marco elegante, un entorno acogedor, un servicio simpático, una buena comida, un confortable spa, y, sobre todo, unas vistas únicas a una de las maravillas naturales de Portugal, la Ría Formosa, es lo que vas a encontrar en el Real Marina Spa de Olhão, una excusa más para viajar a esta ciudad.




Booking.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario! Obrigado!