A Casa da Isabel, los sabores de la tradición

GASTRONOMÍA-COMPRAS




¿Saben lo que he descubierto? Que un gran número de visitas a este blog llegan buscando en Google ‘dulces Algarve’. Y es lógico, porque los dulces de esta región son una exquisitez, deliciosos manjares que siguen haciéndose de modo casero y fiel a las recetas originales. Así que, a sabiendas de esa inquietud de los lectores por los dulces algarvios, tengo que escribir hoy de una de las mejores pastelerías de por aquí, A Casa da Isabel en Portimão.




Cuando pasen por Portimão no dejen de pasear por la Rua Direita, una de las calles más emblemáticas de la centro de la ciudad, no muy lejos de la ría, que alberga tiendas tan especiales para las compras y el paladar, como Mercearia do Algarve, Conservas María del Mar y el salón de té A Casa da Isabel.




Desde fuera la pastelería ya es por sí atractiva, ubicada en una antigua casa algarvia, recubierta de azulejos en su fachada con una bonita puerta de madera y hierro y dos ventanas que dejan entrever desde fuera lo encantador y especial que es su interior.




Podría parecer por su fisonomía que el lugar es uno de los obradores con más solera de esta región, pero no es así. A Casa da Isabel abrió sus puertas sólo hace dos décadas aunque su aspecto sea el de una antigua confitería de esas con mucha raigambre y tradición.




La decoración del lugar obedece a su filosofía y al método de trabajo que impuso su dueña, Isabel, la del respeto a la tradición, con el objetivo de reproducir en su obrador las recetas más tradicionales de los dulces del Algarve que ella misma ha ido recopilando y que se exponen colgadas en salón del interior, junto a los cuadros con los diplomas y reconocimientos en la prensa nacional a la repostera. 




En esta casa no entra nada prefabricado, todo es casero con productos locales de calidad y eso lo vas a notar en el primer bocado que le des a un dulce o galleta. Estas pequeñas delicatesen son pura artesanía.




El interior imita a esas antiguas confiterías de pueblo que tanta nostalgia despiertan con sus aparadores de madera, los platos de losas, los botes de cristal repletos de galletas, las bonitas teteras y  las tartas expuestas en sus vitrinas como valiosas alhajas.




A Casa da Isabel es bonita, seductora, acogedora para lo hora del café, el té, para esa especial limonada casera o el zumo de naranja para refrescarte en los días de calor. Pero, lo realmente importante es que sus dulces están especialmente buenos, y precisamente por ello llegan a los lugares de más exclusivos de esta región.




Les advierto que les va a abrumar tanta y tan llamativa oferta en sus vitrinas, repletas de bandejas llenas de dulces recién salidos del horno, un surtido de especialidades algarvias, que se van agolpando en el mostrador. Y es que, A Casa da Isabel brinda a sus clientes una ruta por los dulces típicos de las diferentes localidades de esta región y también de Portugal.




Así que puedes llenar una caja con dom rodrigos de Lagos, tigelinas de Alvor, ovos moles de Aveiro, morgadinhos, torta de laranja, doces finos, broas de batata doce, salame, torta de alfarroboa, confradinhos, queijnhos de figo, tocino de cielo de Amarante,  de São Brás o de Espiche, folar, queijada de Évora, pastel de Louriçal, o pastel de feijão, entre una larga lista de tartas, bizcochos, pasteles, pastas, bollos...




La carta en sí es una desafío, una especie de resumen de lo que podía ser el gran libro de la repostería de Portugal. Es difícil elegir, lo sé, me pasa cada vez que paro aquí a tomar el café y tengo ante mi esas tentadoras bandejas de dulces. 




Circula por las redes sociales una frase que dice que "nadie que disfrute de la vida tiene abdominales perfectos", en eso pienso yo cuando repito pastel en A Casa da Isabel.



DATOS DE INTERÉS

-A Casa da Isabel está ubicada en la Rua Direita, número de Portimão. Abre todos los días, salvo los miércoles, de 9 a 24.00 horas en verano y de 9 a 22.00. 

-Los precios oscilan entre 1,25 y 2,50 euros. 

2 comentarios:

  1. Muchas gracias por la recomendación. El tranquilo y pequeño local evoca otros tiempos y los dulces extraordinarios para acompañarlos con un café.
    Una puntualización al horario: En verano cierran los miércoles todo el día.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario! Obrigado!

NUESTRO ALGARVE EN UN MAPA