Churrasqueria Valdemar, el mejor pollo del Algarve

GASTRONOMÍA-RESTAURANTES



Cuando un restaurante mantiene su clientela y su éxito durante cuatro décadas será por algo, será porque se come bien, claro. Y así ocurre en la Churrasqueira Valdemar del mercado de Silves, que se vanagloria de servir el mejor pollo asado del Algarve, ¡y barato!

Hay dos olores que identifican al Algarve y los dos proceden de las brasas de sus barbacoas: el de sardinas y el del pollo asado. Son dos de los emblemas de su gastronomía, platos sencillos pero deliciosos si el producto es bueno y si hay arte en manejar la lumbre. En el caso del pollo, el éxito estriba también en una misteriosa salsa picante autóctona, cuya receta se guarda como oro en paño por cada uno de sus autores: el piriri.




Dentro del ranking de los mejores ‘frangos no churrasco’ del Algarve está la Churrasquería Valdemar, situada bajo los arcos del Mercado de Silves, a un pie del río. Es uno de esos santuarios gastronómicos para quienes adoran los lugares humildes, con buena materia prima y un precio a la altura de cualquier bolsillo. Por eso, es lógico que desde bien temprano las mesas se ocupen con rapidez, aunque ya se encargan las habilidosas camareras de que el servicio vaya rápido para volver a ocuparlas.

En nuestro caso fue cuestión de minutos que nos encontraran un hueco junto a una simpática pareja de noruegos, que terminaba su almuerzo sin salir del asombro de la cuenta de aquella suculenta comida para dos que no llegaba a los 20 euros.


En Churrasqueira Valdemar no hay carta, sólo tienes que tomar tres decisiones: la bebida, la nuestra una jarra de vino blanco; pollo con o sin piriri, nosotros ‘con’ por supuesto; y tomates aliñados o ensalada, nosotros lo último.


Mientras esperas que algunos de los pollos que se doran en la gran barbacoa sea el tuyo, la casa te entretiene con aceitunas y unos ricos encurtidos de pimientos rojos y zanahorias. Poco después llega la fuente de lechuga, tomates y cebollas, productos que vienen de los productores locales que venden en el mercado.


Y, por fin, le toca el turno al pollo, una gran bandeja de un pollo descuartizado en trozos jugosos, doraditos, con un leve toque de piriri, el suficiente para que se deje sentir sin incomodar al paladar y sin tapar ese rico sabor de la carne.


Aunque la estrella de la comida sea el pollo, el protagonismo lo comparte con una gran fuente de patatas caseras, recién peladas y fritas, sublimes.


El punto y final del banquete es una sorpresa inesperada que llega a todas las mesas junto con el café. Un plato para compartir con rodajas de esas ricas naranjas de Silves, trozos de melón y un trío algarvio espectacular. Después de aquel almuerzo me declaro muy fan de Valdemar.


DATOS DE INTERÉS:

-Abre de lunes a sábados de 12.00 a 15.00 horas y de 18.30 a 22.00 horas. Está situada en los soportales del Mercado de Silves.

-Precio medio: Entre 8 y 10 euros por persona. Precio en efectivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario! Obrigado!

NUESTRO ALGARVE EN UN MAPA