Playa Cova Redonda, beach therapy

PLAYAS 


Otra de esas playas míticas, que llevan el sobrenombre asiduamente de ‘la más bonita del Algarve’, es la Playa da Cova Redonda. Un arenal precioso, es verdad, y también exclusivo, frecuentado por los famosos hospedados en uno de esos lujosos alojamientos de los acantilados de Porches en Lagoa.

La Praia da Nossa Senhora da Rocha tiene como vecina a la Playa da Cova Redonda, la que algunos conocen como la de las Gaviotas y otros como las de Vilalara, el nombre del resort de lujo, Vilalara Thalassa,  que se sitúa encima de la playa y que se hizo popular para los españoles por la continuas visitas de Iker Casilla y Sara Carbonero.


Cova Redonda tiene muchas características que la convierten en una playa muy particular. Su nombre hace justicia a su orografía, un gran hueco redondo. Mi impresión es como si el mar le hubiese dado un gran bocado a los acantilados, dejando a sus pies una alfombra dorada de arena.


En este gran hueco, protegido por altos acantilados y concurrido de gaviotas, una gran piedra en la orilla simula la proa de un barco encallado, que divide la línea marítima en dos tramos desiguales.


Praia Cova es un lugar costero realmente bonito, como casi toda la costa de Lagoa, pero sigue siendo una playa que pasa desapercibida para muchos por la dificultad que entraña su único acceso público: una escondida escalera hasta el mar.


Poco antes de llegar al hotel Pestana Viking, siguiendo la Rua Cova Redonda, a la izquierda, una señal nos indica el acceso la playa. Desde allí parte una larga escalera rodeada de pinos que va dejando ver el azul intenso del mar en su descenso. La bajada es deliciosa, pero quizá no lo es tanto la subida, sobre todo para quienes son tremendamente ‘perrones’ a la hora ir a la playa y lo quieren todo cerca, sin cansarse mucho.


Pero bajar y subir la escalinata merece la pena para disfrutar de un día aquí en la playa, de su silencio, de sus aguas transparentes, de la arena cálida, de un gratificante masaje o de una cerveza fría en su chiringuito. Como se lee en los carteles de la playa, aquí te espera un día de 'beach therapy'.


Publicar un comentario

0 Comentarios