El sendero del Caminho dos Promontórios

NATURALEZA-SENDEROS 



Una de las perspectivas más impactantes del Algarve es la que obtienes desde la cima de los acantilados. Desde estas cúspides a los pies del océano te vas a encontrar con paisajes maravillosos, con playas secretas y unas vistas que no vas a olvidar. Para que lo compruebes, te proponemos hacer el sendero ‘Caminho dos Promontórios’. ¡Prepara la cámara!


El municipio de Lagoa tiene una costa realmente especial, una franja conformada por pequeñas playas resguardadas por altas cumbres de piedras, muchas de ellas sólo accesibles en barco, pero que puedes descubrir a través de una larga red de senderos que recorre más de la mitad de su costa.


Si quedaste fascinado con esos miradores y terrazas del sendero de los 7 Vales Suspensos, desde la playa de Centeanes a Marinha, pasando por Carvalho y Benagil, prepárate para vivir la misma experiencia con el sendero del ‘Caminho dos Promontórios’, 7 extraordinarios kilómetros desde la Playa de Mole en Ferragudo hasta la playa do Paraíso a la entrada de Carvoeiro.


Hay una tradición en Lagoa, en concreto en Ferragudo, de estrenar el año el día 1 de enero con un baño en la Playa de Pintadino, una pequeña cala junto a la playa de Mole, esa a la que da nombre el largo espigón que pone límite al río Arade con el océano Atlántico. Pues allá que fuimos este año, a ese primer baño y de paso a conocer el itinerario de uno de los nuevos senderos que había habilitado la Cámara de Lagoa.


El camino comienza a un paso de los aparcamientos de la cala de Mole, desde aquí empieza a trazarse por el filo de los acantilados un camino que arranca con una estampa maravillosa de la desembocadura del Arade, con la playa de Rocha enfrente y, en la lejanía, la costa de Lagos. Un fondo precioso para un selfie de los instragrames.


De la cala de Mole pasas a la de Pintadinho, donde el sendero empieza a tomar altura y te sube hasta el faro da Ponta do Altar, una construcción no muy alta que se alza en la cima de Altar desde el siglo XIX. Debajo de este monte, usado para la vigilancia costera desde hace siglos, tienes algunas de esas grutas secretas del Algarve que puedes descubrir en barco o kayak.


La siguiente parada del sendero es una de mis calas favoritas, la de Os Caneiros. Esa playa a la que el restaurante y chillout Rei das Praias la ha dotado de una especial exclusividad y que es conocida por la ‘isla de la gaviota’, una gran roca en medio del agua y no muy lejos de la costa.


Casi a la misma entrada del chiringuito se abre una etapa del sendero que te hace escalar hasta el Vale da Lapa. Créanme cuando les digo que este rincón de la costa, al que no han llegado aún las máquinas excavadoras, es una de las terrazas naturales más impactantes de esta región.


Una azotea que te deja ver playas secretas como la de Afurada, paraísos privados para quienes pueden alcanzar esta orilla navegando.


Las sensaciones que produce el sentirte sola aquí arriba, al 'filo de lo imposible', en los más alto de los acantilados, con Portimão a un lado y Carvoeiro a otro tan pequeñitas, con el único sonido del impacto del mar con las rocas y del ‘charloteo’ de alguna que otra gaviota, son indescriptibles.


En el ecuador del sendero, antes de afrontar la parte final del trayecto que termina en Carvoeiro está la Torre da Lapa, una vieja edificación restaurada que se levantó en el siglo XVI para proteger la costa algarvia de los piratas.


A lo largo del camino por este valle solitario, donde algunos vienen a pasear a caballos, encuentras algún que otro banco estratégicamente situado para sentarte a descansar antes de llegar hasta las puertas de Carvoeiro, en la Playa del Paraíso. No había mejor nombre para la meta de este sendero; el caminho dos promotonios, es un camino al paraíso.


DATOS DE INTERÉS

-El sendero del Caminhos dos Promontórios es lineal. Tiene una distancia de 7 kilómetros, uniendo la playa de Mole en Ferragudo (playa con aparcamientos) con la pequeña playa do Paraíso, justo antes de la entrada al pueblo de Carvoeiro. 

-El itinerario permite disfrutar de baños en las playas de Pintadinho y Os Caneiros. El trayecto está completamente señalizado, tiene paneles informativos, algunas zonas de descanso y miradores.  La dificultad es media y requiere precaución en el borde de los acantilados. 

-Si buscas un hotel por la zona de Lagoa para hacer este sendero, pincha aquí y no dejes de preguntarme tus dudas o pedir sugerencias a través del email alalgarveconmigo@gmail.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario! Obrigado!

NUESTRO ALGARVE EN UN MAPA